• Ingrid Usuga

No existen segundas oportunidades: Amalia, de Ana Sofía Osorio.

Actualizado: 12 de may de 2019

No existen segundas oportunidades


"Los que no pueden recordar el pasado están condenados a repetirlo".

-George Santayana


Amalia (2018) es una película colombiana, escrita y dirigida por Ana Sofía Osorio. Narra la preocupación que tiene Cristina (Ángela Carrizosa) de 43 años, con un embarazo de alto riesgo, sumadondo la desaparición de su hija adolescente y rebelde en una explosión en un parque de Bogotá.

Ambas situaciones la ponen en un contexto de dualidad con ella misma y con las acciones que debería tomar. Pero, más allá de lo que se ve en la superficie del filme, la “confrontación” real es de preguntarse si ha sido una buena madre, si ha acompañado a su hija en su crecimiento, si realmente la ha escuchado o si desde lo más profundo de su ser la conoce. Es como la resignación de reconocer lo que se ha perdido por descuido. Ahora bien, tiene una nueva vida en su vientre: ¿una nueva oportunidad para hacer las cosas bien? ¿un hijo a quien poderle brindar el acompañamiento, atención, cuidados y cariño desde el inicio? ¿qué sucede con el tiempo que ya no aprovechó y dejó perder?

La película sostiene un conflicto constante la mayor parte del tiempo entre Cristina y su suegra Elena (María Cecilia Botero), ya que en su relación se notan sus diferencias, desde mujeres y madres de distintas épocas. Este constante contrapunto de opiniones entre ambas permite el lucimiento de Ángela Carrizosa, pues es el rostro de esta actriz enfocado en un constante primer plano el que le sirve a la directora para crear todo el drama del filme.



El punto de vista de la directora Ana Sofía Osorio, creo, fue el de hacernos entender como espectadores el rol que tienen las madres, en cualquier etapa de sus procesos, ya sea de embarazo, de enseñanza a un hijo adolescente o en sus conflictos con la familia de su cónyuge. No es fácil mantener el accionar y el drama en un espacio cerrado y con una sola protagonista sosteniendo todo el peso de una película, pero ese reto es una prueba que Amalia supera, transmitiéndonos con propiedad toda la angustia de una madre que ahora sabe que ya no tiene segundas oportunidades.


------------

©Ingrid Úsuga

Crítica de cine y nadadora artística profesional

76 vistas
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon