• Ingrid Usuga

Manos limpias de un honor ajeno: El emperador de París, de Jean-François Richet.

Manos limpias de un honor ajeno


“Como suele ser el caso, la inseguridad y el descontento, conducen a destinos excepcionales”

-Texto introductorio en El emperador de París.

El emperador de París (L'Empereur de Paris, 2018), es la tercera película en la que el director Jean-François Richet trabaja en conjunto con Vicent Cassel, quien es, en esta ocasión, François Vidocq un hombre que se convirtió en una leyenda en las calles parisinas (al ser el hombre más buscado por la policía y siempre lograr escapar). François se dio a conocer en la misma época en la que Napoleón estaba en todo su apogeo por Europa. Tras su última fuga y considerarse muerto en la ciudad, decide esconderse tras el atuendo de comerciante de telas en los mercados populares. Sin embargo, su fama criminal lo persigue y Vidocq que en el pasado fue acusado por un asesinato que no cometió, va a terminar haciendo lo impensable: uniendo fuerzas con el director de la policía de París para atrapar a los criminales más buscados de la ciudad y de ese modo limpiar su nombre a través de un merecido indulto.


Muchas veces, algunas personas, ganan su fama a través del esfuerzo de otros. Acá ocurrió lo mismo: el renombre se lo estaba ganando el director de la policía a costa del trabajo en contra de los criminales que estaba haciendo Vidocq y sus colaboradores en el mundo del crimen. Porque de no haber sido eso, este funcionario por sí solo nunca hubiera podido llenar su repisa con los expedientes de los delincuentes capturados y, además, manteniendo sus manos limpias, porque la policía no tenía la suficiente inteligencia y valor para enfrentar a ningún criminal. Nada alejado de la realidad, en la que unos se esfuerzan, pero solo unos cuantos consiguen el reconocimiento. Y hasta la Legión de honor, como en este caso.

Vidocq no es exactamente un soplón, eso la película lo deja claro. No es un delator porque nunca trabajó con ninguno de los ladrones, asesinos y pillos que ayuda a capturar. Él tenia claro que su misión era trabajar solo, combatir a quienes le quisieran hacer daño solo, y buscar su indulto solo; y, al único ser a quien se quiso abrir en cuerpo y alma fue a Annette (interpretada por la joven y hermosa Freya Mavor), una prostituta que atrapó su interés inmediatamente la vio mientras estaba tras su disfraz de vendedor. Annette supo ser más que una compañera de venganzas, para ser una compañera de vida. Vidocq se muestra frágil frente al amor y esa actitud lo humaniza frente a nosotros.


La película narrativamente refleja lo que significa el honor, el orgullo y el renombre para todos los personajes, sin importar su pasado criminal. El cine existe para reflejarnos desde otras historias, para ver en otro lo que es la esencia de nosotros los humanos. Y eso pasa en El emperador de París, un filme de aventuras en el bajo mundo de las calles parisinas, en las que también hay códigos, acuerdos y tratos de conveniencia. Sin embargo, cuando ya nada se puede perder, cuando ya todo se entregó no hay nada que temer. Y esto lo supo muy bien Vidocq, quien en su última batalla entregó todo por el todo. En la que ningún honor, ninguna gloria y ninguna reputación serían más importantes que la venganza misma. Cabe resaltar que Cassel logra personificar de manera perfecta al personaje de Vidocq, siendo imponente, agresivo, con un rostro inexpresivo, que podría recordarnos a vaqueros interpretados por John Wayne o también al Batman de Christian Bale.


Esta es una película en la que representan la vida de una leyenda, pero que, al fin y al cabo, era una persona que sintió, que amó y que sufrió, y que solo pudo tocar la felicidad en pequeños momentos de su existir (o al menos eso es lo que nos muestran). El final es ambiguo, pero deja abierta una puerta de esperanza. ¿Seguirá en la sombra? ¿Se unirá al lado de la ley? ¿Podrá alguna vez liberarse de su pasado? Las respuestas las tiene solo él.


--------------

©Ingrid Úsuga

Crítica de cine y nadadora artística profesional

934 vistas
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon