• Ingrid Usuga

Magia en receso: Unidos, de Dan Scalton

Actualizado: mar 10

Magia en receso


“¡Con valor! con la energía del fuego ardiente, la luna sabrá guiar el corazón”.

-Mulán

Las impecables producciones de Pixar nunca nos dejan con un vacío o con un hueco en su historia, siempre nos regalan muchas moralejas, algunas que cada espectador descifra y otras muy evidentes: esto me pasó con Unidos (Onward 2020) de Dan Scalton. Lograr sacarle lágrimas a la audiencia no es un reto fácil, pero en Pixar sí que saben cómo hacerlo, y claro está, lo lograron de nuevo. Tener la cualidad de cautivar al público infantil, en el que todos los niños que la ven se entretienen, se asombran, se llenan de risas, de curiosidad y también de compasión es el logro más grande y, que, además, a los adultos los conmueva, ya con eso está hecha su tarea.

Ian (voz original de Tom Holland) y Barley Lightfood (la voz de Chris Pratt) son unos hermanos elfos adolescentes que viven en una ciudad fantástica -muy parecida a la nuestra actual- pero que ha perdido su magia a través del tiempo. Ellos dos, buscarán la manera de ver de nuevo por un día a su padre fallecido, y lo lograrán solo a través de la magia unida a su fuerza de voluntad, la que les dará la oportunidad para abrazarlo, reírse y compartir con él.

La puesta en escena de Unidos es casi que impensable por lo creativa, combinando un mundo urbano que luce real con uno mitológico. Sin embargo, esos personajes (trolls, elfos, hadas, centauros, etc.) están completamente humanizados, adaptados con coherencia al mundo humano actual. Es quizá, ese mundo que muchos anhelamos de niños, ese mundo en el que uníamos nuestras fantasías, nuestros juegos virtuales o nuestros muñecos con una realidad no tan divertida, pero posible, tan posible como nuestra mente lo pudiera concebir, tan posible como para haberlo convertido en realidad en este film.

Además, la madurez con la que abordan el tema de una familia que está incompleta por la ausencia de un padre, pero que existe una figura de un padrastro, demuestra que, además, la evolución de las historias de Pixar y Disney se ha ido transformando y arriesgando, que cada vez se vuelve más cercana, honesta y directa con el espectador. ¿A cuántos niños no les toca vivir su infancia sin uno de sus padres? ¿Cuántos no anhelarían el regreso de un ser que murió? ¿Cuántos niños son demasiado tímidos e inseguros para hacer amigos? ¿Cuántos niños son diferentes al resto de los demás y sienten que no encajan?... y así, podríamos seguir con muchas más preguntas.

Esta película, resuelve, enfrenta y habla de temas sociales que en otro momento hubieran sido difíciles de poner en una película para niños, además, aparece un primer personaje homosexual, por lo que no le permitieron a la película el acceso a algunos países árabes. En mi opinión Unidos fue lo suficiente profunda, compleja, cómica y generó aprendizajes, pero su mayor valor, fue que mentalmente nos unió a todos, personajes y espectadores, reflejados en cada situación ocurrida.


--------------

©Ingrid Úsuga

Crítica de cine y nadadora artística profesional

2,512 vistas
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon